No esperes más para meterte en el agua, literalmente.